May 252015
 

Bobina o inductor núcleo metálico

En el inductor con núcleo de aire se ve que el valor de la inductancia de esta depende de el número de vueltas (espiras), la longitud, el diámetro, el grosor de la espira, etc. El valor de la inductancia que se puede obtener es limitado cuando el núcleo es de aire, pero si se usa una bobina o inductor núcleo metálico la inductancia es mucho mayor.

Para poder incrementar el valor de la inductancia de una bobina se coloca dentro de ella un núcleo metálico de características magnéticas muy especiales, que lo que hacen es reforzar el campo magnético.

El magnetismo del material del núcleo depende de la polarización de “los dominios magnéticos moleculares”, cuando el campo magnético que afecta el inductor cambia continuamente. Estos dominios deben poder cambiar su posición para que el núcleo cumpla su objetivo.

Los dominios magnéticos podrán o no seguir las variaciones del campo magnético dependiendo del material de que está hecho el núcleo.

Si esta variación del campo magnético no puede ser seguida, el núcleo pierde su razón de ser y lo dominios moleculares se desordenan, quedando el núcleo despolarizado magnéticamente.

Bobina con núcleo metálico

El material magnético que se utiliza como núcleo de la bobina depende de la frecuencia a la que trabajará esta.

  • Metal sólido: para frecuencias muy bajas.
  • Metal laminado: para frecuencias de 10 hertz (Hz) a algunos kilohertz (Khz)
  • Núcleos de polvo metálico: para frecuencias arriba de cientos de Kilohertz y hasta varios cientos de Megahertz (Mhz)
  • Núcleo de aire: frecuencia superiores a los 500 Megahertz. En este caso el núcleo metálico se vuelve obsoleto.

Notas:

  • 1 hertz = 1 ciclo por segundo
  • Bobina = Inductor

 Leave a Reply

(requerido)

(requerido)